Proyecto de Reforma Integral para Colegio en Albacete.

El proyecto se ubica en la calle Marqués de Villores, 35 de Albacete.

Consiste en la reforma integral del vestíbulo y la zona infantil del colegio Compañia de María de Albacete “La Enseñanza”.

El Sr. Julián Martínez, director general del centro en Albacete, en nuestro primer encuentro nos trasmite la necesidad de refrescar la imagen interior del colegio desde un punto de vista conservador y de actualizar en la medida de lo posible el vestíbulo puesto que es la primera percepción que tenemos al acceder al mismo sin dejar de lado la intervención en aulas de alumnos de mayor edad como pueden ser estudiantes de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Las limitaciones más importantes que nos encontramos antes de empezar a proyectar el conjunto fué la falta de altura a la que estamos acostumbrados en las entradas de los colegios y la ausencia total de luz natural en el pasillo distribuidor de Infantil. Era esencial ganar espacio en el hall y luz natural en el estrecho pasillo de Infantil.

Por otro lado, nos llamó la atención la falta de calidez en los pavimentos en general puesto que hablamos de solados de terrazo con el desgaste de muchos años de antigüedad por los cuales los niños de educación infantil “gatean” y juegan durante toda la jornada lectiva.

Nuestra propuesta fué ganar todo el espacio posible en la entrada eliminando barreras físicas y visuales como la segunda puerta de entrada, mostrador a pocos metros de la misma o pequeñas estancias sin uso para redistribuirlo todo a los lados y dejar libre todo vestíbulo.

En cuanto a la altura, desmontar el antiguo falso techo para proyectar uno nuevo en el cual podamos jugar con el máximo de altura real e iluminación led indirecta que nos de sensación de más amplitud, luminosidad y nobleza.

Puesto que todas las estancias del antiguo vestíbulo eran recayentes a la calle se proyectaron unas puertas de gran formato con un diseño que nos recuerda a los colegios de antaño para que la luz pueda pasar por ellas y llegue hasta el mismo.

El pasillo de Infantil fue resuelto mediante grandes ventanales ente pasillo y aulas que permiten que la luz natural inunde toda la planta dando sensación de amplitud y agradable atmosfera que potenciamos con alegres colores en la carpintería interior que diferencian unas aulas de otras.

Para los solados, buscamos un pavimento porcelánico imitación madera que nos aportara calidez y soportara el desgaste durante el paso de los años del alto transito que supone un edificio de estas características. También se aportó calidez mediante tableros a modo de falso techo entre los cuales camuflamos los tubos de iluminación led.

En cuanto a los materiales, en general se ha trabajado con revestimientos nobles como el roble y pequeñas pinceladas de tendencia como la alfombra con piezas hidráulicas de la entrada que aun siendo tendencia mantiene la esencia del prestigioso colegio al que nos referimos.